Chiste



Leer Chistes Monses

miércoles, julio 02, 2014

Caso ex Procurador UGAZ

El enlace es http://www.juezjusto.com/

Otra de las cosas extrañas es la publicación JUEZ JUSTO contra el ex PROCURADOR UGAZ (JOSE UGAZ) a la letra dice:

Juez Justo Nro 27. Febrero 2013 ¿A quien creerle?

Ugaz investigado por lavado



José Ugaz Sánchez Moreno aparece como abogado ejemplar y “ético”, pero los hechos parecen demostrar lo contrario. En los últimos tiempos han aparecidos evidencias que lo vinculan con el Lavado de Activos. Por eso la Fiscalía está investigando a su estudio y a sus socios.

El 28 de noviembre del 2012 ingresó a la 29 Fiscalía Provincial Penal de Lima una denuncia en contra de José Carlos Ugaz Sánchez-Moreno, César Ulises Benites Mendoza y Hugo Alfieri Forno Flórez, los
socios del estudio Benites, Forno&Ugaz, por el delito de Lavado de Activos en agravio del Estado.



Carlos Alberto Samamé González, abogado de los denunciados, puso el grito en el cielo y solicitó declarar nula la resolución fiscal que el 4 de enero último disponía se investigara a los miembros de ese estudio de abogados. Su recurso lejos de levantar los cargos formulados por Lavado de Activos, trata de involucrar a la revista Juez Justo atribuyéndole la autoría de la denuncia como si tendríamos algo que ver con sus manejos económicos hoy investigados.

El pedido de Samamé fue rechazado por la Fiscalía el 18 de febrero y dispone continuar con la investigación contra todos los miembros del estudio Benites, Forno&Ugaz. La fundamentación efectuada por el abogado de los denunciados, no ha sido tomada en cuenta por la fiscalía, por considerarla carente de sustento legal y una maniobra para impedir la continuación del proceso a cargo de la policía especializada en este tipo de delitos.

En el Perú se considera el delito de Lavado de Activos al conjunto de operaciones realizadas con el objetivo de darle legitimidad a recursos obtenidos como consecuencia de la realización de diveros delitos. En
buena cuenta, se trata de ocultar el origen ilícito del dinero aparentando actividades lícitas y formales. La fiscalía ha considerado que es necesario investigar la procedencia del dinero y bienes de los denunciados, a fin de esclarecer su origen. Es por ello que el 17 de diciembre dispuso abrirles una investigación
policial a los acciones del estudio Ugaz.

Una vez que el fiscal ordenó que la División de Lavado de activos de la Policía Nacional del Perú se haga cargo del caso y les puso un plazo de 30 días, se ha dispuesto que todos los denunciados se presenten a
declarar y que se haga un peritaje contable sobre el patrimonio del estudio.

Mal paso
Esta denuncia se suma a otra hecha pública en setiembre del 2012. Mientras las pasadas profecías del fin del mundo causaban miedo en masas, una noticia puso nuevamente en el ojo de la tormenta al ex procurador. María Pía Uriarte Espejo, una joven de 25 años denunció haber sido víctima de Ugaz Sánchez-
Moreno.

Según el relato de Uriarte, ella tomó un taxi cuando de pronto, el auto Hyundai, conducido a gran velocidad por Ugaz, ocasionó un triple choque en el cruce de las avenidas Grau y El Sol, en Barranco. La fuerte
colisión le causó traumatismos múltiples en el cuerpo.

“Me encontraba a punto de cerrar la puerta del taxi donde prácticamente estaba sentada cuando de repente sentí un fuerte golpe y salí disparada y me estrellé contra el suelo. Pese a estar golpeada me acerqué
al conductor que vehículo que nos había chocado, le toqué la ventana, le dije que me prestara el celular para hacer una llamada a un familiar y ni eso quiso. Se negó a dar el SOAT. Hasta el taxista me ayudó, pero
(Ugaz) ni me habló, ni miró”, declaró en un medio de comunicación, después de salir de la clínica Good Hope, en Miraflores, donde estuvo internada por 24 horas.

La noticia de que Ugaz ocasionó el accidente en estado de ebriedad fue publicada en las redes sociales y, por ese mismo medio, intentó defenderse a capa y espada. “Ni ebrio, ni fugado, ni desaparecido.Solo espero que mis tweets aclaren las cosas, le deseo lo mejor a la Srta. El accidente fue a plena luz y sin una gota de alcohol. Un accidente del que asumo responsabilidad plena”, dice a la letra uno de los tweets publicados.

Sin embargo, un policía de la comisaría de Barranco, entrevistado por un redactor del diario Expreso desmintió al ex procurador. “Estaba ebrio, durante la intervención donde se le hizodosaje etílico, el resultado cualitativo arrojó positivo”, afirmó.

Esta versión fue corroborada con el resultado del examen que emitió la Policía Nacional, donde se pone de manifiesto que Ugaz Sánchez Moreno conducía en ebriedad absoluta. El dosaje etílico arrojó 1.75
centígrados de alcohol por cada litro de sangre, un porcentaje muy por encima del máximo permitido por ley.

Cualquier persona con esa cantidad de alcohol en la sangre (1.75%) es un peligro público. Por eso, no solo se le abrió proceso penal por el delito de peligro común, que nuestro código penal sanciona en su artículo
274, hasta con dos años de prisión y trabajo comunitario. Además se le incautó el brevete para que no continúe causando estragos en la sociedad.

Lazos con Comunicore
Mucho más antes Ugaz Sánchez-Moreno estuvo involucrado en el escándalo del caso Comunicore.
La historia se empezó a tejer en diciembre del 2009, cuando el entonces periodista de Perú 21, Daniel Yovera, denunció que en setiembre del 2005 el municipio de Lima se comprometió a pagar una deuda de 35 millones de soles, en un plazo de 10 años a Relima, una empresa que se encargaba de la limpieza de la capital.

Todo hacía indicar que las condiciones de pago se habían formalizado hasta que el 20 de diciembre de ese mismo año, la empresa Comunicaciones Corporativas y Representaciones S.A. (Comunicore) compró
la deuda a Relima por un poco más 14 millones de soles. Lo extraño fue que en enero del 2006 la comuna limeña canceló en una sola cuota la deuda y Comunicore desapareció, como si habría sido creada exclusivamente para ese procedimiento. Días posteriores al destape, el diario El Comercio informó
que el Registro Único de Contribuyentes (RUC) de dicha compañía se cambió al nombre de Grupo Esaróstica Contratistas Generales S.A. y, sospechosamente, la gerente general era una mujer iletrada.

En los siguientes días se descubrió que la familia del ex alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, estaba involucrada en el caso y Daniel Yovera confirmó el cambio de nombre de Comunicore. Además, señaló que el cambalache fue realizado en La Oroya y que tres de los directivos nombrados eran de condición humilde. Lo peor de todo era que no estaban enterados de su participación en el caso. Con estos datos se inició una investigación promovida por ocho regidores.

En mayo del 2011 la revista Juez Justo reveló que el estudio de abogados, Benites de Las Casas, Forno&Ugaz, brindó asesoría jurídica a la empresa Comunicore, exactamente en los meses en que se negociaba el pago de la deuda con el municipio de Lima.

En la factura que fue emitida el 10 de enero del 2006 el estudio de abogados cobró 8 mil dólares por concepto de honorarios. Resultó extraño entonces que el conocido abogado supuestamente “cazacorruptos” se vea envuelto en un caso de corrupción.

Según los datos presentados, Comunicore empezó a pagarle al estudio donde Ugaz es socio, desde agosto del 2005 y hasta enero del 2006. El pago total habría sumado más de 70 mil soles.

Escuche las declaraciones de UGAZ sobre el caso ORELLANA

No hay comentarios.:

Sugerencias